¿Cómo implementar un lenguaje incluyente en tu empresa?

Escrito por Gabriela Chávez @gchaviles 

Existen diferentes prácticas que se han vuelto populares a partir de la necesidad de implementar un lenguaje incluyente en las empresas. Algunas de las más comunes son: no establecer comunicaciones hacia un género en específico, no decir palabras como estimado o querida  ni mencionar diferencias raciales, así como de religión, género y otras segmentaciones.

La necesidad de este tipo de lenguaje es consecuencia de una práctica que se vive todos los  días y que deja patente tanto la discriminación al interior de las empresas, como por raza o por género.

Este problema está dejando a las mujeres profesionistas de lado, consecuencia por la cual  han aumento los estudios a través de instituciones como la Escuela de Estudios Femeninos y Políticas Públicas de Harvard, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte o de la organización Out & Equal. Estas  han establecido una serie de manuales y buenas prácticas que dan guía para implementar estrategias de lenguaje incluyente dentro de las empresas.

Estas son algunas de las claves para implementar este lenguaje: 

Definirse como no binario

De acuerdo con la ONG Out and Equal, uno de los primeros pasos hacia el establecimiento de empresas incluyentes es estipular los  lineamientos sobre que la empresa quiere alcanzar con este cambio, además de entender que adoptar este lenguaje significa no hacer diferencias entre géneros o razas.

Políticas claras

Se recomienda hacer un escrito, para que quede constancia formal, de la adopción de un lenguaje y comportamiento incluyente para  toda la organización. Este debe establecer cambios tan explícitos como el no utilizar referencias en correos o comunicación interna que estén marcados por el género.

También es  necesario eliminar el uso de palabras como “estimada o estimado”, se debe empezar a hacer una comunicación que refiera ala organización, es decir para  todos o hacia  un equipo determinado. Es de suma importancia hacer explícito que los beneficios que la organización ofrece incluyen a toda la organización sin distinción alguna.

No establecer formas de vestir

Una de las cosas que se debe eliminar son los códigos de vestimenta, pues de acuerdo con organizaciones de género estas muestran  rigidez y diferencias notorias entre hombres y mujeres. Se debe buscar ser  una organización de género flexible.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.