Recomendaciones para lograr una empresa incluyente

Escrito por Gabriela Chávez @gchaviles

La palabra inclusión se ha convertido, en los últimos años, en uno de los conceptos más comentados en el mundo empresarial y social; sin embargo, más allá de usar la palabra como un término casi de moda, al interior de las corporaciones, ser incluyente debe ser tomado en cuenta como un motor para el negocio.

Según datos del Centro para la Innovación del Talento, las empresas más diversas e incluyentes, son también aquellas que tienden a tener mejores índices de productividad y mejor entrega de resultados.

La manera en la que conforman un equipo; su diversidad tanto de género como en cuanto a preferencias sexuales, edades, religión, orígenes y otros factores, se convierte a la larga en una suerte de laboratorio constante de innovación, debido al aporte que genera el tener distintos puntos de vista sobre un mismo tema.

La variedad de perspectivas con las que se puede ver un problema aporta, en la mayoría de las ocasiones, soluciones innovadoras.

No obstante, decir que se es una empresa incluyente no es suficiente, y de acuerdo con diversos analistas estas son algunas recomendaciones para transformar a una empresa en una unidad realmente incluyente.

1. Consejo de inclusión

Si bien la cultura empresarial y las prácticas incluyentes se deben permear a toda la organización, se recomienda que exista un consejo o un equipo de líderes que determine los estándares y supervise la aplicación de dichas políticas.
Es necesario que desde los equipos de recursos humanos se establezca lo que se entiende por inclusión en la organización y cómo la empresa llevará a cabo este tipo de acciones, por ejemplo, el perfil de la gente que se contrata, las políticas y actividades para fomentar estas prácticas y la manera de medir, así como la continuidad de las mismas.

2. Educación y liderazgo incluyente

Si bien un consejo de líderes que plantea la estrategia de cómo un área o la empresa en sí será incluyente, es vital que los líderes de cada área en la organización sean conscientes y estén comprometidos con estas políticas.
Según aconseja el Centro para la Innovación del Talento es necesario que los líderes compartan estas formas de pensar para imprimirlas en la forma de liderar a sus equipos.

3. Medición de resultados

El hecho de que un equipo diverso sea benéfico para la empresa tiene que ver con el bien que le hace al negocio, por lo que es necesario también conocer los beneficios de ser incluyente con respecto a los resultados del negocio.

Datos del reporte del Centro para la Innovación del Talento indican que las empresas que siguen los pasos para ser incluyentes pueden generar resultados hasta dos veces más rápido y con una efectividad del 87% que se verá reflejado con mejores resultados.

Es necesario tomar en cuenta estos tres consejos para lograr un cambio considerable en tu empresa y no quedarte atrás en cuanto lo que son prácticas innovadoras y disruptivas.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.