Síndrome de Peter Pan en la Pymes

Escrito por Gabriel Pérez del Peral @gperezdelperal

En el segundo semestre de 2019, uno de los grandes retos que enfrenta la economía mexicana en un contexto de estancamiento del PIB, es el hacer sujetos de crédito a las pequeñas y medianas empresas del país.

Con datos de la OCDE, México es el país de Latinoamérica que tiene el mayor porcentaje de empresas de alrededor de 10 trabajadores, siendo éste de 95.5%. Dicho porcentaje se compara con el 80-90% registrado en Argentina, Brasil, y Chile.

El IMCO (Instituto Mexicano de la Competitividad) a lo anterior le llama un sistema “Peter Pan”,ya que las empresas prefieren quedarse pequeñas en lugar de crecer; ello por razones tributarias y de regulación. “Es más fácil volar abajo del radar cuando eres microscópico” comenta el IMCO.

Existen dos ejemplos paradigmáticos de empresas pequeñas que podrían ser más grandes; una es los helados “La Michoacana”, y la otra, los jóvenes en bicicleta vendiendo tamales de Oaxaca en la Ciudad de México (tienen un único patrón y la misma grabación de ventas en toda la ciudad).

En las últimas décadas, a pesar del importante crecimiento que han registrado algunas empresas grandes,como el caso de las exportadoras en la industria automotriz, las Pymes, caracterizadas por pagar bajos salarios, continúan siendo las principales generadoras de empleo, y donde éste se ha expandido a mayor velocidad. Un estudio del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) mostró que entre 1998 y 2008, el empleo en las Pymes creció más rápido que en las grandes empresas.

Las pequeñas empresas son mucho menos productivas que las grandes, y sólo un puñado son exportadoras o están integradas en las modernas cadenas de valor. McKinsey,una compañía de consultoría, afirma que en nuestro país las llamadas “panaderías”sólo tienen el 20% de la productividad que tienen las grandes empresas como la próspera transnacional Bimbo.

Las Pymes mexicanas representan el 75% de la fuerza laboral del país, en un contexto altamente desigual; ello debido a que pagan salarios mucho menores que en las grandes empresas, y tienen un staff menos educado y más propenso a cometer fallas.

McKinsey hablade dos Méxicos (A tale of two Mexicos: Growth and prosperity in a two speedeconomy) que se mueven en direcciones opuestas: uno moderno orientado a la exportación y otro tradicional de pequeñas empresas con baja productividad. Cabe mencionar que las Pymes en México representan el 14%de la productividad de las empresas grandes, refiere The Economist.

Quedarse pequeñas tiene sus beneficios, como la facilidad de no pagar algunos impuestos. Las pequeñas empresas normalmente pagan a sus empleados en efectivo, y muchas veces no los tienen registrados en esquemas de seguridad social que incluyen beneficios de salud y de jubilación. Sólo cuando los trabajadores entran en un esquema salarial, es cuando los empleadores tienen la obligación de pagar dichos beneficios.

Los costos de oportunidad de mantenerse pequeños son altos. Las Pymes en México participan con el 8% del crédito otorgado por la banca comercial, además de que el crédito es caro debido a un alto costo en las garantías que otorga la banca de desarrollo. Este mecanismo sirve para que los bancos comerciales otorguen créditos a este importante sector de la vida económica del país. McKinsey estima que el porcentaje de crédito otorgado respecto al PIB iguala al registrado en Etiopía.

 La ABM (Asociación de Bancos de México) afirma que, de las cerca de 5 millones de Pymes, sólo 900,000 son sujetos de crédito; esta situación provoca que tengan que pagar mayores tasas de interés para obtener financiamiento.

Otros costos del síndrome de Peter Pan para las Pymes, son los rezagos en eficiencia,tecnología, e innovación. Según la Secretaría de Economía, las llamadas “misceláneas” guardan inventarios para 28 días, comparados con los 5 días de OXXO, la cadena de tiendas de conveniencia más importante del país. La falta de un sistema de pagos electrónico también limita a las misceláneas, ya que no pueden vender tiempo aire, ni otros servicios que son muy rentables para OXXO y sus socios.

Por si lo anterior fuera poco,gran parte de las Pymes son víctimas de extorsión por parte de bandas criminales y de autoridades municipales corruptas.

Debido a todo lo anterior, es muy importante apoyar a las Pymes con el fortalecimiento del estado de derecho, así como con el debilitamiento de oligopolios, como el caso delgas, la electricidad, el internet y los servicios financieros, para que puedan operar en un ambiente más seguro y competitivo, y se generen incentivos para que crezcan.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.