¿Cómo prevenir los impactos del tipo de cambio en tu bolsillo?

Escrito por César Daniel Cruz Bartoluchi @danibarto17

La volatilidad en los mercados internacionales (más en las economías emergentes), la incertidumbre política, así como la gran liquidez con la que el peso mexicano se coloca en los mercados podrían ser las causas que han impactado en el tipo de cambio.

Una vez que “libramos” situaciones de incertidumbre el año pasado como lo fueron las elecciones y la firma del TMEC, parece ser que la tendencia no se ha detenido. Nuevas situaciones como la cancelación del NAICM, la reciente baja en la calificación crediticia de muchas instituciones financieras, aunado por la falta de propuestas claras en finanzas públicas del nuevo gobierno siguen generando un ambiente de “inseguridad” para empresas e inversionistas.

También hay que tomar en cuenta que la mayoría de los bienes de consumo en el país son importados, por lo que el impacto también llega a los consumidores finales, lo cual se ve reflejado en la inflación.

Todo esto genera cierta preocupación financiera en el gobierno y en las empresas. Un aumento no previsto en el tipo de cambio, por mencionar un ejemplo, puede llevar a un incremento de los costos de la deuda, y a su vez en los costos totales de la empresa, que desembocarían en estrategias de ajuste.

Tomando en cuenta esta gran necesidad de prevención y cobertura, a continuación te presentamos dos alternativas con las cuales puedes anticiparte a un escenario no deseado en el tipo de cambio:

Número uno: las opciones de productos derivados de dólares: forwards y opciones de dólares. Aquellos que han apostado alguna vez se sentirán familiarizados en cómo funcionan estos instrumentos. El contrato de opciones es un derecho a ejercer, a cambio del pago de una prima por una de las partes. Hay dos tipos: Opciones de compra (call), que dan al comprador el derecho de comprar un determinado activo a un precio preestablecido y en una fecha determinada; y opciones de venta (put), que dan al comprador el derecho de vender un determinado activo a un precio preestablecido y en una fecha determinada. Esto permite ejercer la compra o venta en caso de que convenga ejercerla. Para más información, puedes consultar en la página de MexDer (MercadoMexicano de Derivados).[1] Lo que resuelve las opciones es la incertidumbre.

Número dos: hay muchas casas de bolsa y bancos que exhortan a sus clientes a invertir en dólares. El atractivo es que son inversiones con calificación AAA y de gran liquidez, pues el el peso mexicano es la moneda más líquida de una economía emergente a nivel mundial. Generalmente el rendimiento anual dentro de estos instrumentos ronda el 7% y 9%. Sin duda, una estrategia inteligente con el objetivo de protegerse ante los escenarios inestables que en potencia se pueden presentar.

La cultura financiera en México es un problema que se resuelve con la iniciativa empresarial. Estas dos estrategias pueden ayudarte a proteger o garantizar certidumbre dentro de tus finanzas personales y empresariales. Y así como Milton Friedma en (1968) y Ben Bernanke (1983) afirmaban, los efectos dañinos en el crecimiento y la inversión causados por la incertidumbre pueden llegar a ser irreparables, y hay que estar preparados.


[1] Ver más en http://www.mexder.com.mx/wb3/wb/MEX/contratos_opcion

Compartir