¿Por qué no felicitar a las mujeres el 8 de marzo?

Escrito por Gabriela Chávez @gchaviles

Más que una felicitación a las mujeres, el 8 de marzo representa la conmemoración de la lucha por los derechos de las mujeres.

Para muchos hombres y mujeres, dentro y fuera del ambiente laboral, el 8 de marzo se traduce en una felicitación hacia las mujeres, e incluso se ha convertido en un día en el que se otorgan cumplidos o flores. Sin embargo, este día no se trata de una fecha de celebración sino de una conmemoración de la lucha que han llevado a cabo las mujeres a lo largo de la historia con el fin de tener sociedades más igualitarias.

El 8 de marzo de 1975 fue institucionalizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el día en el que se conmemora la lucha de las mujeres por sus derechos ante el género masculino. La decisión de la ONU surgió después de varias protestas y marchas de grupos de mujeres alrededor del mundo, donde se buscaba visibilizar la brecha de género, sobre todo en términos de oportunidades laborales y salariales.

Pero la lucha no comenzó súbitamente ese año. Desde 1909, se comenzaron a suscitar diversos movimientos liderados por mujeres en varias partes del mundo, especialmente en Europa, en los que se demandaban mejores condiciones laborales y el derecho al voto femenino. Algunos de los hechos que tuvieron más peso en esta época fueron las huelgas de las camiseras y trabajadoras textiles en Chicago, Estados Unidos y posteriormente, las protestas en Copenhague, Dinamarca a favor de la votación libre, sin diferencia de género.

Estos movimientos fueron en su mayoría impulsados, por organizaciones de mujeres socialistas y en medio de contextos revolucionarios; algunos de los objetivos de esta lucha, como el derecho al voto de las mujeres, fueron reconocidos por la ONU como derechos fundamentales hasta 1948.

Pasaron casi 70 años para que la misma ONU reconociera la lucha de las mujeres por la igualdad de género ante la asamblea de dicha organización. Hoy en día, la brecha laboral y salarial continúa vigente. De acuerdo con datos dela Organización Internacional del Trabajo (OIT), actualmente la diferencia entre lo que le pagan a un hombre y a una mujer por el mismo trabajo es de un 20% menor.  Incluso en sectores que podrían parecer más avanzados, como el tecnológico, las mujeres ocupan solo 6% de las posiciones senior o C-Suite, mientras que la media es de 9% en diversos sectores.

Por todo esto, celebrar el día de la mujer, solo por ser mujer, no es el ánimo de esta fecha. Mejor, acordémonos de la lucha que tantas mujeres han vivido durante más de un siglo y reconozcamos que todavía hay mucho camino por recorrer.

Compartir